CHEQUEA TU SALUD ANTES DE HACER DEPORTE

Se trata de un “trámite” que no sólo nos permitirá conocer mejor nuestro estado de salud sino adaptar el tipo de actividad según el resultado y obtener, así, mayores beneficios a la hora de practicarla.

El chequeo previo a la práctica de ejercicio nos permitirá conocer mejor nuestro estado de salud y adaptar la actividad según el resultado y los beneficios que deseamos obtener.
Para prescribir el ejercicio adecuado, se tienen en cuenta los antecedentes familiares (patologías) y personales (lesiones, enfermedades, fármacos) y nuestros hábitos.
Se recomienda una “prueba de esfuerzo” a todo el que se inicia en la práctica deportiva, especialmente hombres de más de 45 años y mujeres de más de 55, por el aumento del riesgo cardiovascular.

  • ERGOMETRÍA DEPORTIVA (prueba de esfuerzo de máxima intensidad)  Para todo deportista es muy importante realizar una prueba de esfuerzo tanto para determinar su estado de salud como para conocer su capacidad física. De  esta manera podrá adaptar sus entrenamientos y objetivos a parámetros asumibles por el organismo.
  • DEFINICIÓN: Prueba electrocardiográfica que permite detectar valorar posibles alteraciones en la actividad eléctrica del corazón durante la actividad física que pueden ser no detectables e electrocardiogramas en reposo. En la ergometría deportiva se registra la respuesta cardiovascular, respiratoria y metabólica del organismo mediante un ejercicio (correr en cinta o pedalear en bicicleta fija) de intensidad creciente. La ergometría tradicional sólo registra la respuesta cardiovascular, mientras que la deportiva o ”prueba de esfuerzo”, registra la actividad respiratoria y metabólica (lactato).
  • ¿QUÉ VARIABLES SE ANALIZAN?: Las variables cardiovasculares que se registran son: la frecuencia cardíaca, la tensión arterias y electrocardiograma de esfuerzo.
  • ¿CÓMO SE REALIZA?: En reposo, el médico registra la presión arterial, la frecuencia cardíaca y realiza un electrocardiograma al paciente para usarlo como referencia. Luego se colocan los electrodos en el tórax para registrar y monitorizar la actividad eléctrica del corazón y determinar cualquier anomalía mientras se camina o pedalea durante un determinado intervalo en el que se aplican intensidades crecientes de la velocidad. El examen continuará hasta que el paciente alcance una frecuencia cardíaca prevista, hasta la aparición de fatiga/dolor de tórax, o hasta la finalización del protocolo elegido por el médico. Finalizada la misma, se registrará durante algunos minutos el descenso de las pulsaciones hasta los valores iniciales y se registrará nuevamente la presión arterial.
By | 2019-10-02T17:11:32+00:00 octubre 2nd, 2019|BLOG, FITNESS CICLISMO Y RUNNING|0 Comments

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies