Condromalacia rotuliana: protégete y sigue entrenando y disfrutando del deporte.

La condromalacia rotuliana no te resultará algo extraño si eres una persona que frecuenta el gimnasio; participas en carreras populares o realizas largas etapas con la bicicleta. Esto se debe a que la condromalacia está detrás del mayor número de lesiones relacionadas con la práctica de deportes de desgaste continuado. Dicho en lengua vernácula: la condromalacia es probablemente la lesión que a más runners deja en casa; a más bicicletas en el garaje y a más gimnastas alejados de las sentadillas.

PROTEGERSE de estas lesiones, siendo proactivos y trabajando para evitar su aparición es lo más recomendable. Para ello hay que poner énfasis en estas medidas:

  • Poner atención al realizar el gesto (pedalada, zancada, sentadilla…) para hacerlo con la forma, técnica correcta.
  • Descansar y nutrirse adecuadamente. El reposo y tiempos de recuperación y una dieta balanceada resulta decisivo para una salud articular óptima.
  • Usar protección. Igual que nos ponemos el casco, sería buena opción usar elementos elásticos como las rodilleras para proteger esa zona.

Para hacer más útil este texto, vamos a acercarnos de una manera comprensible para todos (alejada del tecnicismo médico) a esta patología, de manera que nos pongamos en las mejores condiciones para entender qué sucede y qué lo provoca.

Condromalacia Rotuliana: qué es

La rodilla es una articulación verdaderamente compleja: combina el fémur, la rótula, tibia, cartílagos, meniscos, ligamentos… Todo tiene que funcionar de forma balanceada porque si no es así, con que uno de los elementos falle, todo el sistema se resiente. Por ejemplo, si el menisco se lesiona, toda la biomecánica al agacharse y levantarse se imposibilita, por más que los demás elementos estén perfectos.

Articulación significa movimiento. En torno a la rodilla tenemos el fémur, y la propia rótula desplazándose una respecto de la otra cuando caminamos, trotamos, pedaleamos, saltamos… Entre ambos elementos, hay un cartílago que amortigua y evita que roce uno con el otro (dolor). Cuando ese cartílago se desgasta aparece un notable dolor en la zona anterior de la rodilla. Cuando se padece, la rodilla roza con el fémur y esto puede provocar una luxación o giro de la rodilla (normalmente hacia el exterior de la pierna) que se hará muy molesto incluso en gestos cotidianos: subir y bajar escaleras, al sentarse o al ponerse en cuclillas.

¿Cómo actuar?

Tonificar es una buena solución. El cuádriceps es un grupo muscular potente cuyo tendón pasa por la rótula y le aportará firmeza. Una dieta rica en magnesio  y colágeno (soja y derivados, verduras (especialmente espinacas) mejorarán el panorama considerablemente. Más aún si añadimos un aporte en ácido hialurónico a nuestra nutrición.

Una rodillera actuará impidiendo a la rodilla desplazarse lateralmente, ya que sus flejes solo la dejarán moverse de forma vertical y perfectamente alineada.

Y a nivel mecánico, las rodilleras son una ayuda muy conveniente, especialmente si tu actividad es el entrenamiento de fuerza en gimnasios. Una rodillera actuará impidiendo a la rodilla desplazarse lateralmente, ya que sus flejes solo la dejarán moverse de forma vertical y perfectamente alineada. Nosotros te recomendamos las rodilleras con agujero central (ver rodillera con centraje rotular) porque lo que queremos es que sujeten la rodilla lateralmente (evitando luxaciones y movimientos no alineados) pero sin producir presión frontal (que desgasta el cartílago). El agujero sobre la rodilla está para eso, para permitir que cuando doblamos la rodilla, la órtesis no haga una presión sobre esa zona a la vez que mantiene toda la protección sobre la lateral. No obstante existe una gran variedad de rodilleras y puedes escribirnos con tu caso concreto si no sabes cuál te conviene más para que te indiquemos.

¿Cuándo la tenemos que utilizar?

La rodillera, funcionará cuando estamos lesionados ayudando a la recuperación (que se producirá siempre que, tras visitar al médico, actuemos corrigiendo el origen que la causó). Sin embargo, en el caso concreto de personas muy activas, deportistas, runners, ciclistas, gente del triatlón, del gimnasio… ¿no sería mejor evitar la lesión en lugar de curarla? Obviamente que sí. Si tu deporte te gusta y quieres seguir practicándolo durante muchos años, lo más inteligente es invertir en mantenerlo a punto, a salvo de lesiones.  Por tanto, la condromalacia se puede no solo paliar con una rodillera sino prevenir. Usarla antes de tenerla es lo más aconsejable. Si haces sentadillas con bastante peso, juegas a baloncesto, haces carrera o caminatas, sales mucho con la bicicleta… protégete porque la condromalacia se produce por desgaste, y los deportistas dan mucho.

¿Solo deportistas?

No. La condromalacia rotuliana, es cierto, está asociada a deportistas porque una de sus causas es el uso excesivo. Quien mucho camina, trota o levanta, desgasta más que quien pasa esas horas sentado. Sin embargo, eso no significa que haya otros indicadores asociados a la condromalacia:

  • Sobrepeso.
  • Pies planos, Genu valgo (rodillas en X)…
  • Artritis o artrosis
  • Lesiones traúmaticas de la rodilla (golpes)

Por lo tanto, como vemos es una patología muy común a nivel general (no solo para deportistas) lo que ocurre es que en el caso del atleta, la exigencia al conjunto es elevada y por tanto, al ser una patología hija del desgaste puede aparecer con cierta propensión de no tomar las precauciones adecuadas.

En resumen, si quieres seguir corriendo, pedaleando, subiendo discos en la barra de sentadillas… no esperes a que tu rodilla diga —basta— para cuidarla. Protégela con una buena rodillera y sigue disfrutando muchos años del deporte que tanto te gusta.

By | 2018-04-03T11:16:10+00:00 abril 3rd, 2018|FITNESS CICLISMO Y RUNNING|0 Comments

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies