Cuándo es mejor aplicar frío o calor para una lesión muscular

Son dos de las terapias más comunes para aliviar los dolores musculares o las molestias en las articulaciones. El problema es que la mayoría de las personas que hacen ejercicio no tienen muy claro cuál deben usar: frío o calor.

Una lesión nueva suele causar una inflamación en la zona afectada, por lo que el frío puede actuar para reducir el flujo sanguíneo y por lo tanto, evitar que se produzca una mayor inflamación.

¿En qué lesiones puedo aplicar el hielo?

Ten en cuenta que sólo se puede aplicar frío durante los primeros tres días en caso de:

  • Sobrecargas
  • Rotura de fibras
  • Golpes
  • Esguinces
  • Luxaciones
  • Fracturas
  • Tendinitis

El calor, por su parte, es más recomendado para los dolores crónicos ya que al generar un efecto opuesto, de mayor flujo de sangre, permite que haya una curación más rápida.

¿En qué lesiones puedo aplicar calor?

Ten en cuenta que sólo se puede aplicar calor después de los primeros tres días en caso de:

  • Contracturas
  • Lesiones por esfuerzo
  • Mala postura
  • Rigidez
  • Antes de entrenar (para aumentar la flexibilidad y evitar lesiones)

 

By | 2019-10-22T14:20:53+00:00 octubre 22nd, 2019|BLOG, Style|0 Comments

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies