Síndrome de los Escalenos

Los músculos escalenos son tres pequeños músculos situados en el cuello que, presentando tensiones o puntos gatillo, pueden causar una gran variedad de síntomas de dolor.

Sin embargo, en muchos casos es posible de controlar estos problemas por medio de un automasaje.

 Los músculos escalenos pueden causar dolor en los brazos, antebrazos, dedos, en el pecho y en el omóplato.

 Zonas de dolor, síntomas y diagnósticos diferenciales y tratamiento

 Zonas de dolor

Como se muestra en las imágenes, los músculos escalenos pueden causar dolor en los brazos, antebrazos, dedos, en el pecho y en el omóplato.

Síntomas y diagnósticos diferenciales

A contrario a la variedad de dolores que pueden causar, estos músculos, en caso de tensiones, casi no llevan a limitaciones de movilidad.

No obstante, es posible que experimenta los dedos que pican o entumecidos, o que deja caer objetos sin querer.

Es posible que los escalenos tengan la responsabilidad indirecta de estos sucesos por causar un desorden neurovascular que comúnmente se denomina “síndrome del opérculo torácico”.

Entre el escaleno anterior y medio salen el plexo braquial y la arteria subclavia para después pasar por debajo del omóplato a fin de alimentar un gran número de músculos del torso y del miembro superior.

En el caso de estar el escaleno anterior y medio tensos, elevan la 1ª costilla – inserción de aquellos músculos – con el resultado de estrechar el espacio entre la 1ª costilla y la clavícula.

En consecuencia, puede presentarse a una compresión del plexo braquial y de la arteria subclavia, lo que puede llevar a “fallas” motoras y sensoriales

      Causas:

  • Cargas pesadas sobre el hombro y transporte de pesos con los brazos colgando.
  • Postura de brazos por encima de los hombros mantenida en el tiempo o trabajo con manos manteniendo los brazos extendidos horizontalmente. (Hábitos laborales).
  • Tensión emocional prolongada. La zona de somatización es la región cervical alta. Estas personas suelen tener un patrón de sobreelevación de hombros.
  • Espondilitis cervical: Enfermedad crónica con dolores y endurecimiento paulatino de las articulaciones, de origen desconocido.

Tratamiento:

  • Relajar la musculatura del cuello debemos quitar anteriormente aquellas disfunciones vertebrales cervicales que pueden ser adaptaciones a restricciones de la columna dorso lumbar y que pueden ser las causantes de la lesión. Técnicas de osteopatía  o técnicas de tejidos blandos.
  • Eliminar el excesivo tono muscular de los escalenos que son los que provocan la compresión. Mediante estiramientos (haciendo especial hincapié sobre el escaleno medio y anterior que son los que delimitan el espacio por el que pasa el plexo), técnicas no invasibas sobre puntos gatillo, liberación mifascial.
  • Aplicar calor en la zona.

 

    Nuestras recomendaciones

En el momento que empezamos a tener síntomas de hormigueos o debilidad en el brazo o la mano es conveniente que acudas a tu fisioterapeuta con el objetivo de diagnosticar correctamente el lugar de compresión del paquete vásculo-nervioso y empezar lo antes posible con el tratamiento adecuado. Es normal que estos síntomas también se acompañen de rigidez y dolor al movimiento del cuello.

 

By | 2020-01-30T08:47:10+00:00 enero 30th, 2020|BLOG, FITNESS CICLISMO Y RUNNING, Style|0 Comments

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies